Etiquetas

, , ,

clintUsted tiene la idea de una novela en la cabeza, es una historia distinta, original, entonces llama a un amigo editor para ver si se interesaría por un libro así y lo primero que su amigo editor le pregunta es: ¿De qué género es?
Bueno, la verdad es que usted no se había puesto a pensar en eso, tiene un poco de thriller, pero está ambientada en Egipto, en 1855, y además la gran incógnita es si han descubierto el aterrizaje de una nave extraterrestre… Entonces ¿qué le dice?
A todo esto, ¿por qué hay que ponerle género a todo, dirá usted? Bueno, empecemos por eso:

Los géneros sirven como guía para que los lectores encuentren el libro dentro de las temáticas que les gusta leer. La categorización no comprime ni encasilla al libro sino que evita que el público que no está interesado en los temas que a usted le apasione desarrollar en sus historias elijan su libro por error, se decepcionen terriblemente porque no cumple sus expectativas y terminen emitiendo críticas negativas sólo porque no estaban informados antes de comenzar a leer.

Volviendo al problema de categorizar su novela, esto es similar a preguntarle a una persona, “¿De dónde eres?” Si usted ha vivido en Córdoba toda su vida, esa pregunta tendrá una respuesta muy sencilla. Pero la mayoría de la gente ha vivido en muchos lugares diferentes a lo largo de sus vidas. Y si ha nacido en Cádiz, crecido en Tenerife, pasó cinco años asistiendo a la Politécnica de Catalunya, en Barcelona, dos de especialización en Salamanca y actualmente vive en Bilbao… bueno, entonces, “¿De dónde eres?” será una pregunta muy complicada.

La clasificación de su libro en un solo género a menudo plantea un dilema similar. Lo importante a recordar es que usted debe encontrar una manera de clasificar su libro, el mundo editorial lo exige. Y, si queremos que nuestra novela se venda, no tenemos opción.

Lo más fácil es ser muy claro desde el principio y decantarse por uno de los géneros principales, esto allanará el camino para sus editores, facilitará su venta y habrá una base de seguidores ya dispuestos a leer su libro. Pero no siempre es el caso (como el del ejemplo) y aquí deberemos analizarlo objetivamente y decidirnos por uno, porque siempre predomina un género sobre los demás aspectos de la historia. Luego, las subcategorías dentro de cada género cambian y se multiplican según varían los gustos de los lectores y aparecen nuevos libros con tramas particulares y novedosas.

Un consejo para poder clasificar su novela por género: Encuentre diez libros cuyos lectores probablemente también comprarán su libro. Cuando usted piensa en el público al que su libro se dirige, usted debe estar pensando: “Mis lectores son personas que aman los libros como éste, ese, y aquel.” ¿Cuáles son esos libros? Ahora, ¿de qué género son esos libros?

Es lo más probable que sea el mismo género que su libro. Así que si usted está teniendo problemas para identificar su género, comience identificando su público objetivo y trabaje hacia atrás.

Otro consejo: Está bien usar dos o incluso tres palabras de su género. Romance histórico. Thriller paranormal. Comedia romántica médica. No hay que olvidar que el lugar en la frase es muy importante, la primer palabra será el género dominante, la segunda será aclaratoria y la tercera (si hay) nos dirá un poco más sobre la temática, pero no es lo que realmente define a la historia.

El segundo libro
Una vez terminada su primera obra se encontrará en la disyuntiva de seguir la línea de temáticas de su primer libro o escribir sobre algo totalmente distinto. Usted se dirá ¿Por qué elegir un solo género (o combinación de ellos) y no abrirme a otras posibilidades? Todo se reduce a la comercialización. Cuando un editor compra su novela lo que realmente está haciendo es invertir en usted, el autor. Ellos querrán saber que pueden construir una plataforma, una marca a su alrededor y una franquicia en su escritura. Necesitan creer que habrá más libros similares al primero en camino. Esto significa apegarse a un género.

Imagínese intentar venderle su novela de fantasía (hechiceros, orcos, centauros…) a un editor y él le pregunta si tiene otras novelas, ya sea terminadas o en curso. Si les dice que tiene un romance, un drama costumbrista ambientado en el oeste, y una colección de historias de serie negra ¿esto ayudará a vender su novela de fantasía? No, en absoluto.

Si todos sus otros libros, cuentos y obras en progreso se encuentran dentro del género fantástico, entonces está mucho más cerca de una venta. Puede sonar superficial, pero tiene sentido para la industria editorial.

Otros beneficios elegir género
Apegarse a un género tiene varias ventajas:

Cuando se puede escribir sobre cualquier cosa puede ser difícil saber por dónde empezar. La absoluta libertad en el aspecto creativo nos hace perder el rumbo y tener ciertas reglas para escribir en realidad le hace más creativo.

Imagen profesional. Es importante para los editores construir un perfil definido de sus autores y ver que usted entiende esta necesidad y que ha comenzado por su cuenta a hacerlo le hace ganar puntos. Mientras más confianza tienen en su disposición a entrar en el mercado, mejor.

Usted se hace conocer como un experto. Cuanto más se escribe dentro de un género, más gente le verá como una autoridad en la materia y su nombre será un importante llamador para vender sus libros, dejando las críticas y opiniones en un segundo plano.

Es la consolidación de un camino. Como escritor que está luchando por labrarse una carrera, su vida está llena de un sinfín de opciones. Ahora tendrá una menos de la que preocuparse.

Cómo elegir nuestro género
La manera más obvia de elegir un género es escribir sobre lo que le gusta leer. Pero la mayoría de nosotros lee varios géneros, y esto hace que sea difícil sin escoger. ¿Elige el que le parece que puede ser el más vendible? ¿El que cree que es el más divertido? ¿Lanza una moneda?
Esto es en última instancia una decisión personal, pero hay algunas técnicas que pueden ayudarle a elegir:

Hacer una lista de pros y contras. La herramienta clásica en la toma de decisiones. Escriba las buenas y malas razones para escribir en cada género y ver cómo resulta.

Confíe en su criterio. Después de pensar en sus opciones por un tiempo, sentarse en silencio durante un rato y escuchar a nuestra intuición puede ayudarnos a decidir. Olvídese del marketing, o de lo que sus amigos y familiares piensan que debe hacer, ¿qué le dice el corazón?

Cuando ya se haya decantado por dos o tres opciones, elija el género más comercial. Esto es complicado, ya que es casi imposible de adivinar dónde va el mercado. Dicho esto, se le puede elegir entre escribir en un super-nicho, un micro-mercado, y algo más convencional. Si realmente siente que están igualmente ponderadas estas dos o tres alternativas, entonces tal vez le convenga ir con el que usted cree que puede vender mejor.

Ha examinado los posibles géneros que le atraen, pero le asustan al mismo tiempo. Si usted está entusiasmado por escribir en un área determinada, pero teme no ser capaz de hacerlo, entonces debe considerar seriamente elegir de ese género. A menudo lo que usted teme hacer es lo que más necesita desarrollar para crecer como artista.

Al elegir
¿Usted realmente necesita elegir de inmediato? Es probable que no le haga daño esperar un tiempo para decidirse por un género en concreto. Pero si va a escribir en varios géneros, tendrá que encontrar un editor que se comprometa a publicar sus novelas, sean del género que sean. Esta situación de indefinición no le ayudará mucho a la hora de firmar un acuerdo editorial.

¿Puedo cambiar de opinión?
Claro. Una vez que esté establecido puede empezar a trabajar en un nuevo género, si quiere. Muchos autores exitosos escriben en varios géneros. No empezaron de esa manera, sin embargo. Ellos se concentraron en dominar un género a la vez, en la construcción de una base de fans y de un catálogo antes de pasar a algo nuevo.

Por supuesto, si usted es lo suficientemente prolífico como para hacer múltiples libros en varios géneros, siempre puede utilizar seudónimos que sean la marca de cada género, por separado. Desde luego no es una manera fácil de empezar.

Lo importante en el momento de tomar una decisión como ésta, es evitar que le paralice. Lo peor que puede hacer es utilizar su indecisión acerca del género como una excusa para no escribir. Si usted realmente necesita escribir algo fuera de los géneros principales, entonces adelante. Simplemente decídase a tomar la decisión tan pronto como pueda, y guarde las palabras que fluyen en el ínterin.

About these ads